Consume Avena para perder de peso

La avena es una alternativa con grandes propiedades para la salud y belleza, la puedes emplear en una dieta especial y beneficiarte de todas sus múltiples propiedades.

La dieta con avena es una alternativa natural donde el alimento se utiliza de forma curativa, considerando las propiedades y beneficios de la avena y su apropiado consumo. Esta dieta natural esta, como otras dietas naturales, fuera de químicos, pastillas, etc. Tiene la ventaja de poder no solo eliminar el peso excesivo, sino que cura el cuerpo a profundidad, lo nutre y lo ayuda a auto regenerarse y auto repararse, fortaleciendo órganos y sistemas debilitados y devolviéndole al cuerpo energía, vitalidad.

¿Por qué la avena es buena para bajar de peso y rehabilitar la salud? Porque tiene suficientes propiedades benéficas para este objetivo, como las que aquí se mencionan:

Propiedades de la avena para bajar de peso:

• Es rica en fibra, lo cual favorece realmente el tránsito intestinal y ayuda a eliminar toxinas y grasas excesivas y nocivas que congestionan el cuerpo y, además de causar sobrepeso, lo enferman.
• Contiene gran cantidad de minerales como el hierro, el sodio, zinc, magnesio, potasio, ácido fólico, etc. lo cual ayuda a nutrir el cuerpo y a mantener los tejidos y a evitar que se aflojen cuando bajes de peso.
• Es una estupenda alternativa natural para ayudar a absorber y eliminar el colesterol nocivo, así como el exceso de agua y toxinas,debido a su fibra soluble.
• Contiene gran cantidad de Omega 6 o ácido linoleico (casi el 35%) lo cual ayuda a limpiar la sangre de triglicéridos y colesterol.
• Ayuda a elevar los niveles de colesterol bueno (HDL) en la sangre, lo cual ayuda a descongestionar las venas y reducir el peso, ya que no permite  la acumulación de exceso de colesterol en las paredes de las arterias, evitando que se formen ateromas (formación responsable del taponamiento arterial).
• Estimula la sensación de saciedad, lo cual ayuda a apaciguar elhambre excesiva o descontrolada.

¿Cómo incluir la avena en la dieta?

Lo primero que tienes que tener en mente es que incluir avena de forma curativa en tu dieta  tiene la gran ventaja de dar resultados duraderos, por lo que la dieta exige un poco de paciencia. Sin embargo, si sigues al pie de la letra las indicaciones puedes acelerar el proceso y empezar a ver resultados desde muy pronto, en verdad te sorprenderás de lo que la avena puede hacer por ti.

Antes de empezar

Consigue una avena que sea organica e integral, de manera que mantenga al máximo todas sus propiedades. Debes tomar en cuenta que si abusas del consumo de la avena esta puede tener efectos como gases, inflamación del vientre o diarrea, entre otros síntomas menores. Esta dieta está pensada para que no te produzcan estos síntomas, sin embargo, si sientes alguno de ellos, trata de continuar con la dieta, pues muchas veces estas reacciones como la diarrea, por ejemplo, son el efecto de una profunda depuración.

Considera, además, que si combinas esta dieta con ejercicio físico (al menos media hora cada día) la grasa se quemará con mayor facilidad y las toxinas se removeran más acentuadamente, lo que producirá resultados más rápidos.

Iniciar una dieta con avena

Elige muy ben el día que empezarás y mentalízate para que nada te detenga y para que te hayas hecho a la idea de sacar de tu dieta por un rato estos productos:

Productos no recomendados: azúcar y harina refinada y todos sus derivados ( como galletas, panes, sodas, pasteles, refrescos, enlatados, procesados, etc.) así como embutidos de origen animal, fritos y leche de vaca y derivados.

Luego entonces, sigue estas indicaciones:

• Una noche antes de empezar la dieta, remoja una taza de avena en dos tazas de agua pura y fría, en un recipiente tapado.
• Al día siguiente, cuela esta agua, exprimiendo muy bien la avena con un colador (reserva la avena remojada).
• Pon a calentar una taza de agua de esta avena y bébela en ayunas, tomando 2 cucharadas de aceite de oliva junto con ella. La toma debe de hacerse antes de las ocho de la mañana.
• Espera media hora y luego, escoge una fruta como desayuno, ya sea piña, uvas o papaya. Come la fruta sola, un plato es suficiente. Y no comas nada más hasta que hayan pasado 3 horas. Bebe, mientras pasan estas horas, 2 vasos de agua pura con el jugo de medio limón exprimido cada vaso.
• Luego, puedes almorzar lo que gustes, evitando los productos antes mencionados. Lo ideal a esta hora son las sopas de vegetales, los sándwiches vegetariano, etc. Acompaña la hora de la comida con un vaso de agua de avena templada (con la que te sobró en la mañana)
• Después de este almuerzo, espera una hora y luego, hazte un licuado con la mitad de la avena remojada, leche de soja y tres almendras.
• Espera 2 horas después de haber tomado este licuado, luego entonces, come a tu elección, ya sea sopa de vegetales, arroz integral, pescado, etc.
• Para la tarde, prepara otro licuado con un vaso de agua, la avena remojada restante y alguna fruta como manzana, pera, etc. Si deseas endulzar, solo hazlo con un poco de miel de abeja pura.
• En la cena, prepara algo ligero como avena cruda espolvoreada sobre manzanas con miel. Si tienes ganas de algo salado, come un pan tostado integral con tomate y jocoque seco.

Como ves, esta dieta tiene muchas comidas durante el día. Si trabajas o estudias y se te dificulta seguirla, trata de preparar los licuados o el sándwich antes de salir de casa y guárdalos en un lugar fresco para que se mantengan en buen estado cuando lsos vayas a consumir. Esto, por supuesto, requiere voluntad y esfuerzo, pero sobre todo muchas ganas de querer bajar de peso y recobrar salud, lo cual tiene que ver con qué tanto te quieres y deseas verte y sentirte de maravilla.

Incluir de esta forma la avena en la dieta puede hacerse con niños y jóvenes obesos o que necesiten perder kilos de más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *